Los Recabitas

June 19, 2014

Los Recabitas

Los ceneos se unieron con Moisés en la marcha hacia la tierra prometida y se establecieron en Canaán, Recab, formaba parte de un grupo integrado al pueblo de Dios. Un hombre piadoso que se encontró con Jehú en el camino de Samaria y le ayudo a destruir el culto a los Baales. Jonadad hijo Recab dió a sus hijos enseñanzas y preceptos que ellos guardaron por más de 200 años. Uno de los preceptos fue que no bebieran vino ni él ni sus hijos, y esto es la imagen de los placeres temporales, el gozo efímero que se opone al gozo Cristiano Santo. Tampoco plantarían viñas para no caer en la tentación, ni edificarían casas de esa manera ellos testificaban que eran peregrinos y extranjeros, no sembrarían sementera, lo cual es la siembra de dos especies diferentes y esto nos enseña a no mezclar la sana doctrina con mala enseñanza. Pero una cosa es conocer los mandamientos de Dios y otra obedecer a sus mandamientos, Dios envió al profeta Jeremías para probar a los Recabitas y dar una lección a su pueblo Israel. Los llevan a un cuarto en el templo y ponen delante de ellos copas llenas de vino; Ellos rehusaron tomarlo y obedecer así a su Padre, fueron respetuosos a su mandato y firmes en sus convicciones. Dios encontró en los recabitas un corazón recto, confiable. Jehú pregunto a Recab: ¿Es recto tu corazón? ¿Puedo confiarte y subirte a mi carruaje y juntos emprender la batalla en contra de los falsos dioses de los cananeos? La iglesia está en una batalla continua, y Dios prueba a los suyos, para saber con cuantos puede confiar, si son como los recabitas que obedecen sus mandamientos antes que la ley de los hombres, si son confiables para subirlos al carro, del ministerio, del servicio, y no van a ser traidores que cuando venga el desanimo la prueba, la tribulación den las espaldas y lo dejen. ¿Puede Dios confiar en ti? ¿En tu lealtad, poniendo la Palabra del Señor por obra, y no solo conocerla? Eres fiel a la sana Doctrina sin adulterarla. ¡Entonces Dios te bendecirá y te subirá al carro del servicio!

Rev. Lourdes Yanez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *