Reseña Historial

ICM Supremo Llamamiento, fue fundada en el año 2002 por los pastores Enrique y Lourdes Yanez, con el apoyo de la familia pastoral. Su inicio tiene su fundamento en el Ministerio Evangélistico Supremo Llamamiento, donde nuestra pastora ha sido usada por el Señor por espacio de más de 25 años ministrando la Palabra de Dios, en diferentes estados del país y en México: En seminarios, conferencias, y campañas evangelísticas, programación radial con un mensaje Cristocéntrico bajo la unción del Espíritu Santo de Dios.

image

Ha sido un tiempo de grandes pruebas, muchos retos, pero también muchas bendiciones, hemos podido ver la mano del Nuestro Dios y el avance de su obra. A partir del año 2010 el pastor Enrique Yanez, se despide del pastorado por razones de salud, y la iglesia le dió su apoyo incondicional a su sierva la pastora en unión de un equipo fiel de siervos que han liderado fielmente apoyando la visión pastoral.


Nuestra meta es alcanzar almas para Cristo, supliendo no solo la necesidad espiritual si no también las necesidades físicas, y emocionales que afectan al ser humano y para esto siempre estamos a la vanguardia adquiriendo medios y recursos para poder suplir esas necesidades.


Estamos ubicados en el 2050 N. Mt. Vernon, esquina con la calle 21 en la ciudad de San Bernardino, Ca. Enuna área de mucha necesidad, de adicciones y pobreza, pero es allí donde a Dios le placio ponernos para transmitir un mensaje de esperanza.


En Noviembre del año 2013, el Señor añadió un templo másen la calle 8 número 1104 en San Bernardino, donde estamo sfuncionando con un comedor comunitario para todas las familias con un enfoque muy especial en los que no tienen un hogar.


Las demandas espirituales de los que asisten nos movieron a abrir las puertas de este templo para el inició de una congregación con servicios los Domingos a las 10 A.M. para todos los que hablan ingles, donde se mueve la Presencia de Dios. Este templo lleva el nombre de "El Nido de las Aguilas" Con la ayuda de Dios seguiremos hacía la Meta del Supremo Llamamiento en Cristo Jesús. Amén.